patatas al horno asadas con parmesano

Patatas al horno asadas con parmesano ¡tan buenas que no podrás parar de comer!

Estas patatas al horno asadas con parmesano quedan crujientes y con un delicioso sabor tan increíble y adictivo que no podrás parar de comer.

Las patatas son muy versátiles; hay miles de recetas de patatas: asadas, cocidas, fritas… Esta es una de esas recetas que crean sensación, cuando invitas a unos amigos a casa, o sientas a todas la familia a la mesa. Estas patatas asadas al horno cubiertas con parmesano son peligrosamente buenas, tanto que te será difícil para de comer.

Estas patatas asadas son perfectas como guarniciones o acompañamiento de otros platos, -especialmente indicadas como guarnición de carnes-, o simplemente para tomadas como aperitivo.

Patatas al horno asadas con parmesano ¡tan buenas que no podrás parar de comer!

5 de 2 votos
Tipo de plato: Tapas y Entrantes, VerdurasCocina: casera, hecho en casaDificultad: fácil
Raciones

4

raciones
Preparación

10

minutos
Cocinado

50

minutos
Calorías

265

kcal
Tpo. total

1

hora 

Esta es una receta de patatas al horno es muy sencilla, pero es importante seguir las instrucciones y los pasos tal como se indican en la receta para obtener el resultado deseado.

Ingredientes

  • 1 kg de patatas pequeñas.

  • 100 g de queso parmesano.

  • 2 cp de chili o guindilla fresca.

  • Aceite de oliva virgen extra.

  • Sal y pimienta.

Elaboración

  • Para tenerlo listo cuando llegue el momento, precalentamos el horno a 200° C.
  • Trocea las patatas en “bocados”, colócalos en una cacerola con agua, y llévala a ebullición. Una vez el agua comience a hervir, baja el fuego y continua cociendo las patatas durante 10 minuto más. Las patatas deberían estar todavía algo duras por dentro.
  • En un bol, colocamos las patatas. Agrega abundante aceite de oliva, sal, pimienta y el chili o guindilla fresca, tal como se muestra en las imágenes. La calidad del aceite que uses determinará qué tan buenas serán las patas al final. Me gusta añadir una buena cantidad guindilla, ¡esto le da un sabor inquietantemente bueno!.
  • Ahora, coloca las patatas en una bandeja o fuente de horno.
  • Meternos las patatas al horno, a media altura, y las asamos durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, sacamos la fuente del horno con mucho cuidado, y espolvoreamos con abundante parmesano, finamente rallado.
  • Volvemos a poner las patatas en el horno. Ahora deben cocinarse por otros 5 – 10 minutos. Esto hará que el parmesano quede dorado y crujiente.
  • Finalmente, coloca las patatas en el recipiente o fuente en el que quieras servirlas. Espolvorea con un poco de perejil picado finamente y preferiblemente un poco más de parmesano. ¡Sirve caliente y disfruta!.

Regístrate ahora para recibir las recetas en tu correo.

“Bon Profit”

Deja un comentario