Coffee beans

El café, el mejor acompañamiento del chocolate

Las distintas bebidas se relacionan no solo con horas determinadas, sino también como acompañamiento de algunas comidas. En el caso del café no hay compañero mejor para el chocolate ni mejor bebida para después del postre.

Un buen vino es el compañero perfecto de las comidas. El tinto normalmente para la carne, mientras que el blanco marida a la perfección con el marisco. La cerveza siempre acompaña bien a unas tapas o una salida informal con amigos, mientras las copas suelen reservarse para la noche. Aunque hay excepciones, se puede decir que cada bebida tiene un momento, un lugar, y es más propicia para acompañar según qué platos.

La mejor forma de terminar una comida

El café es una bebida que está relacionada con el primer momento del día, ayuda a recargar pilas y a despertarse. Hay quien afirma que no puede salir de casa sin tomar una de estas bebidas reconfortantes. Sin embargo, también se toma a media mañana o a media tarde.

En el art combinatoria, resulta ideal como acompañamiento para el chocolate, y es la mejor forma de terminar una comida, tomándolo después del postre. El café después de una comida, sobre todo cuando se dispone de tiempo para una agradable sobremesa, es un momento que se agradece en el ajetreo diario.

Si se quiere saber más sobre cafés y sobre qué cafetera es la ideal, visita esta web considerada de las más interesante por los muy cafeteros, ya que se ofrece la más amplia información sobre todo tipo de cafeteras.

Café y chocolate para alimentar el cerebro

Una de las mejores opciones para combinar con un café es el chocolate negro, ya sea que se tomen un par de onzas, un bombón o con un trozo de tarta, como puede ser un delicioso coulant. En esta guía de degustación de café se pueden ver más fórmulas para degustar esta bebida. En ella se aprenderá el lenguaje propio que tiene una cata de café con la que se podrá apreciar todas las cualidades organolépticas de esta bebida.

Pero más allá de ser una deliciosa combinación, lo que muchos consumidores no conocen son sus beneficios para el cerebro.

Según un reciente estudio elaborado por la Universidad de Clarkson y de Georgia, el café moca, que no es otra cosa que la combinación de café, leche y chocolate, son una de las mejores opciones en relación a fortalecer el rendimiento del cerebro.

Tras realizar algunas pruebas con el fin de evaluar su capacidad cognitiva y el estado de ánimo, los participantes que habían tomado café y cacao eran los que conseguían mejores resultados en relación a la capacidad de atención, la motivación y la disminución de la fatiga y la ansiedad.

La comunidad científica avala los beneficios de consumir café y chocolate negro

Cada vez más son más los miembros de la comunidad científica los que afirman que el consumo regular de café y chocolate negro mejora la mejor salud cerebral. De este modo, reduce los riesgos de trastornos neurodegenerativos de enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer.

En relación al consumo de café, que siempre ha generado cierta polémica, uno de los estudios más relevantes que se han publicado a este respecto ha sido en el World Journal of Surgical Oncology. Esta investigación demostró el efecto protector que tiene el consumo de cafeína en el desarrollo de tumores cerebrales. Otra investigación pionera, que se llevó a cabo por la Universidad Okayama, comprobó que el cerebro de aquellos que consumen café con regularidad se vuelve más flexible y resistente.

Consumir café después del postre

Muchas con las personas que tienen la costumbre tomar café tras la comida de mediodía. Unas lo hacen porque han cogido el hábito y les reconforma, otras porque tienen que continuar con el trabajo y les hace sentir menos pesadas, otras por el simple placer de compartir la sobremesa.

Se trata de un hábito saludable que reporta numerosos beneficios. El consumo de café después de comer mejora el proceso digestivo, y sacia el apetito, reduciendo la tentación de picar entre horas.

Además, el café acelera la digestión, haciendo que sea más ligera y fácil de llevar. La cafeína que posee hace la que liberación de las enzimas del páncreas sea más rápida. Estas enzimas son las encargadas de digerir las proteínas y grasas en el estómago, por lo que se puede concluir que tomar café tras la comida del almuerzo, lejos de ser perjudicial, es un hábito muy saludable.

Cabe resaltar el poder que tiene también en la pérdida de peso, pues el café ayuda a eliminar toxinas, reduce los gases que se generan tras las comidas y minimiza la sensación de hinchazón y pesadez. Cuando se hace dieta de adelgazamiento, puede ser un sustituto ideal del postre.

Según los investigadores de la Universidad de Illinois (EEUU), un estudio llevado a cabo con ratones apunta a que la cafeína limita los efectos nocivos de una dieta poco equilibrada y con exceso de grasas al reducir el almacenamiento de lípidos en las células. De este modo, se limita tanto la ganancia de peso como la producción de triglicéridos.

¡Regístrate ahora para recibir las nuevas recetas en tu correo electrónico!

Deja un comentario