Vera de Estenas bodega

Vera de Estenas – Vinos de Pago

Se acerca la Navidad y como cada año entre receta y receta, me gusta hablaros de mis vinos favoritos para estas fechas.

Vera de Estenas es una de mis bodegas favoritas cuando hablamos de la zona de Utiel- Requena. Sus vinos tienen carácter propio y mucha personalidad. Esto es debido sin duda a la tradición enológica de más de 100 años y el amor a la vid de la familia Martínez Bermell, donde Félix Martínez a la cabeza consigue transmitir el secreto de sus vinos: “No hay secretos, hay que amar el vino”.

Y esa pasión por el vino, la consigue transmitir no solo en el vino, también en las visitas a la bodega, donde personalmente te inicia en un mundo apasionante.

Si esta Navidad no sabéis que regalar, una visita con cata a la bodega os aseguro es una experiencia inolvidable.

Este año me gustaría destacar 2 de sus vinos: Viña Lidón y Martínez Bermell. Se trata de 2 vinos de pago muy especiales para la bodega.

El primero de ellos, Viña Lidón, fue el primer vino fermentado en barrica de la D.O. Utiel – Requena, ahora calificado como Vino de Pago – Denominación de Origen Propia.

El segundo, Martínez Bermell, es el vino que homenajea al creador de la bodega y padre del actual enólogo Félix Martínez.

¿Que es un vino de Pago?:  un Pago es una indicación geográfica específica, que garantiza la procedencia de una zona concreta, con unas características de terreno y microclima locales, que lo diferencian como único y exclusivo de otras zonas de su entorno.

Vino elaborado con la variedad Chardonnay de la propia finca, Casa Don Ángel. La fermentación del Chardonnay en barrica le da un matiz tan especial como determinante.

En la copa es limpio y brillante, de un color amarillo pajizo con destellos de oro.

Sus aromas son elegantes y complejos, recordando en nariz a las frutas tropicales y la vainilla.

En boca es armonioso, bien estructurado y de paso ligero por su acidez.

De color rojo cereza con ribetes violáceos, lo que nos indica su juventud. En nariz destacan los frutos rojos, moras, frambuesas, grosellas, y especias como la vainilla y ahumados. En boca es fresco redondo, con recuerdos minerales, y de nuevo las frutas rojas.

¿Os animáis a catarlos en una visita por la bodega?

“Bon Profit”

¡Regístrate ahora para recibir las nuevas recetas en tu correo electrónico!

Un comentario

  1. Que rico habrá que pasar por allí a comerlo. A mi el vino me encanta con unas verduras cocidas de aperitivo. Un abrazo.

Deja un comentario