roast beef en barbacoa paso a paso

Roast beef asado en barbacoa paso a paso

Esta receta de roast beef asado en barbacoa es perfecta para verano. La carne queda tierna, jugosa, y ligeramente crujiente en el exterior.

Al asar la carne en la barbacoa, el rosbif queda con su característica textura y color en su interior, -como si lo prepararais al horno-, pero el exterior, queda con un punto muy interesante, algo tostado y crujiente, gracias al fuego y a la parrilla.

Si queréis saber más sobre este plato, de que parte del vacuno se obtiene el corte, cómo prepararlo al horno de la manera clásica, los tiempos y putos de la carne, etc… os recomendamos que visites nuestra receta de cómo hacer rosbif al horno casero (roast beef) a la manera tradicional.

El truco para hacer roast beef perfecto a la barbacoa

El truco o secreto para que el roast beef a la barbacoa salga perfecto esta en hacer un buen sellado de la carne, antes de comenzar el asado de la pieza.

Muchas veces, al hacer rosbif al horno, y a pesar de respetar los tiempos y temperaturas de la carne, olvidamos o no podemos realizar el paso del sellado. La pieza entonces queda seca y poco jugosa. Esto se debe a que en el horno, la carne comienza a asarse lentamente y se va deshidratando, sin que nada lo impida.

Como podéis ver en las imágenes que hemos subido, más abajo, al hacer el rosbif en la barbacoa, es mucho mas fácil producir un sellado correcto de la carne en todas sus caras. De este modo, producimos una costra alrededor de toda la pieza que impide en gran medida que la carne pierda sus jugos durante el resto del tiempo de asado.

Roast beef asado en barbacoa paso a paso

5 de 2 votos
Tipo de plato: Carnes, ParrillaCocina: caseraDificultad: fácil
Raciones

6

raciones
Preparación

10

minutos
Asado

1

hora 

30

minutos
Calorías

170

kcal
Tpo. total

1

hora 

40

minutos

Como guarnición o acompañamiento para el roast beef o, como dice mi madre, rosfif, estas son algunas ideas de guarniciones para carnes:

Guarnición de patatas para carnes
Guarnición de tubérculos asados
Guarnición de remolachas con peras

Ingredientes

  • 1 kg de lomo de vacuno (ternera, vaca vieja o buey).

  • Sal.

Elaboración

  • Sacamos la carne del refrigerador al menos nevera 30 minutos antes de empezar a cocinarla, para que se atempere.
  • Encendemos la barbacoa para inicialmente, cocinar a máxima potencia. En unos 10 minutos, la barbacoa debe de haberse calentado lo suficiente como para alcanzar al menos 250 – 300 °C.
  • Colocamos la pieza sobre la parrilla y realizamos el sellado de la carne. Este paso consiste en asar la pieza durante alrededor de 1 minuto, por cada cara. En las imágenes queda clara la idea. Utilizad siempre unas pinzas, ya que la parrilla está muy caliente, y es relativamente fácil quemarse 🙂
  • Ahora, y una vez sellada la carne, preparamos la barbacoa para cocinar de modo indirecto a unos 200 °C, es decir: uno de los quemadores permanecerá apagado, mientras que el otro se regulará hasta que alcancemos esta temperatura, con la tapa de la barbacoa bajada. La carne debe colocarse en la zona de la barbacoa donde no hay fuego directo, y asarse con la tapa bajada.
  • Lo ideal es cocinar este asado con sonda de temperatura. La temperatura en el interior de la pieza para una carne al punto es aproximadamente 60 °C. Si no disponéis de termómetro, para un kilo de carne, el tiempo será de aproximadamente una hora y media. Para otros puntos de la carne, temperaturas de la pieza y/o tiempos de asado, tenéis una tabla completa en esta otra receta.
  • Una vez alcanzada la temperatura o pasado el tiempo, retira la carne de la parrilla y déjala reposar durante unos 25 minutos, antes de filetearla. Nunca cortéis la carne nada mas terminar de asar. La carne necesita reposar para que los jugos se reabsorban. Si la cortamos en caliente, la pieza perderá gran cantidad de agua.

Notas

  • En este plato, controlar la temperatura de la carne es realmente importante. Si no dispones de una sonda que te marque la temperatura del interior de la pieza en todo momento, te recomendamos que utilices un termómetro de carne. Es un utensilio tremendamente útil y relativamente barato. Si por el contrario, no dispones de uno, y para comprobar el punto de la carne realizas un corte en la pieza, estarás causando un grave daño en esta, y si resulta que no está en el punto que quieres y la tienes que continuar con el asado, por este corte perderá gran cantidad de jugos, y la cocción no será homogénea.
  • Tened en cuenta que al retirar la carne de la parrilla, y dejar reposar la pieza durante unos 20 – 25 minutos después de asarla, la temperatura en el interior seguirá subiendo, alrededor de 5 °C más.
  • Para conseguir un buen corte, y no estropear la carne, deberéis de utilizar un cuchillo liso, largo y bien afilado. ¡Nunca utilicéis un cuchillo de sierra para filetear un roast beef!

Regístrate ahora para recibir las recetas en tu correo.

“Bon Profit”