delicioso pastel red velvet

¿Cómo preparar un delicioso pastel red velvet?

El pastel red velvet o de terciopelo rojo se concibe como un plato exquisito de la repostería. Hacerlo en casa no es tan difícil como podría pensarse, solo habrá que tener a mano los ingredientes correctos y los implementos necesarios para obtener un resultado de lujo.

El pastel red velvet, originario de Estados Unidos, es un clásico de la repostería mundial que se presenta en un profundo color rojo que es estructurado en capas con una crema de vainilla. La estructura es en base de chocolate y su sabor es suave y delicioso.

Lo primer para su preparación es tener a mano todos los implementos que se necesitan, y si de hecho no es se es muy ducho en esta materia, lo más recomendable es aprovechar los consejos para equipar tu cocina de forma fácil y segura. En ellos se incluye:

  • Disponer de utensilios básicos para utilizar en cualquier cocina como las ollas, los cucharones, sartenes y paelleras.
  • Tener cuchillos para distintos usos y con tamaños apropiados para realizar las distintas acciones. Por lo menos se debería disponer de los que son para carnes y los de vegetales.
  • Contar con un mobiliario apropiado para resguardar todos los equipos y demás utensilios, además de la alacena.

Por otro lado, hay que considerar otros artículos que tienen funciones muy específicas y ayudan a que el trabajo en la cocina se ejecute de forma muy sencilla, como los ralladores, espumaderas, etc.

Ingredientes para el pastel

Los ingredientes para preparar el pastel variarán en función de la parte del mismo que se vaya a realizar. En este caso, dividiremos las secciones en 2: el propio bizcocho y el glaseado.

Ingredientes para el bizcocho

  • 2 tazas y media de harina.

  • ½ cucharadita de polvo para hornear.

  • ¼ taza de cacao en polvo.

  • ¼ cucharadita de sal.

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

  • 1 cucharadita de pasta de colorante rojo.

  • 2 tazas de azúcar.

  • 1 ½ taza de mantequilla (si se tiene refrigerada dejar fuera del congelador un rato antes para que alcance la temperatura ambiente).

  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente.

  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.

  • 1 ½ cucharadas de vinagre blanco.

  • 1 taza de suero de leche.

Glaseado

  • 4 tazas de azúcar glass.

  • 1 paquete y medio de queso crema (que esté a temperatura ambiente).

  • 1 cucharadita y media de extracto de vainilla.

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente.

La forma más sencilla de avanzar en esta preparación es teniendo todo en orden. Por ello, se hace recomendable medir todos los ingredientes y colocarlos en una superficie amplia donde se haga fácil ir tomándolos e incorporándolos a la preparación a medida que se avance.

Preparación del pastel

Cuando ya se tiene todo bien dispuesto, vendrá el momento de ponerse manos a la obra con la preparación. Lo primero será precalentar el horno a una temperatura de 180° centígrados a fin de que exista una temperatura apropiada y uniforme en el momento de introducir el pastel.

Los ingredientes aquí descritos son útiles para rellenar dos moldes cuadrados de 20 cm. Sin embargo, hay que considerar que los moldes de repostería tienen tamaños muy variados y formas, por lo que si no se tienen estos mismos, se puede optar por algún otro.

Dentro de los distintos materiales que se consiguen en el mercado están los hechos de silicona, los desmontables, los de polyglass, los plásticos, los de policarbonatos, etcétera. Además de eso, existen moldes diseñados con fines específicos para hacer panettone, galletas con distintas formas, cupcakes, entre otros. De allí que sea clave elegir con criterio. Suponiendo que se trate de unos moldes desmontables, habrá que cubrirlos con mantequilla y después con papel encerado. Acto seguido se hará lo siguiente:

  1. Batir la manteca hasta que alcance una consistencia suave para después añadirle el azúcar y buscar que se vea esponjosa. Los huevos se añaden uno por uno batiendo bien tras cada incorporación y, por último, la vainilla.
  2. En un bowl de buen tamaño se van a cernir los ingredientes secos: la harina, el cacao, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.
  3. Pasamos al bowl de la mantequilla y vamos a incorporar la mezcla de ingredientes secos con el suero de leche de forma que se inicie y se culmine con lo seco. Después, se bate el vinagre con la pasta colorante roja y se incorpora también. La mezcla debe quedar bien uniforme.
  4. Esta preparación se vierte en los moldes y se lleva al horno hasta que salga un probador y salga limpio. El tiempo estimado es de unos 35 minutos. En esta fase ya el bizcocho estará listo y será necesario dejarlo enfriar antes de incorporar la crema. 

Como serán unos 30 minutos en este proceso, se puede aprovechar el tiempo haciendo la preparación del glaseado así:

Batir la manteca hasta que esté esponjosa, después incorporar el queso crema y continuar batiendo. El azúcar vendrá a continuación en 2 fases, primero con un batido suave y después más rápido. La vainilla se incorpora al final.

Este glaseado se lo colocaremos a un primer bizcocho y después sobre el siguiente para formar una torta en capas. En la parte superior se pueden utilizar mangas pasteleras para decorar con mejor estilo. En función de lo que se desee lograr se pueden aprovechar los distintos modelos de boquillas que existen y que están adaptados a mangas grandes o pequeñas.

Igualmente hay que saber que la innovación ha permitido que existan materiales muy distintos para este fin, ya sean mangas desechables y variando las boquillas entre policarbonato, acero inoxidable; o con distintos usos; para colocar chantilly, escribir, decorar cupcakes, entre otros.

Para culminar la receta es necesario advertir que el pastel deberá tener una refrigeración de 3 días, a fin de que tome la consistencia esperada y que se hace tan característica de esta preparación.

“Bon Profit”

¡Regístrate ahora para recibir las nuevas recetas en tu correo electrónico!

Deja un comentario