Murúa – Tinto Reserva 2004 – Blanco fermentado en barrica – Masaveu Bodegas

Murúa – Tinto Reserva 2004 – Blanco fermentado en barrica – Masaveu Bodegas

Bodegas Murua son el ejemplo de como hacer bien las cosas, una bodega riojana que me ha conquistado, forma parte de Bodegas Masavau al que también pertenece Bodegas Fillaboa y su magnifico Albariño, y sus vinos están siendo claros referentes en el mundo del vino.

Murua tinto reserva es un vino a tener en cuenta para nuestra bodega en casa. 2004 es cosecha excelente de Rioja y por lo tanto eso es casi un éxito asegurado.

Murua tinto se elabora en barricas de roble francés y roble americano con un tiempo máximo de uso de esas barricas de 3 años, lo que hace que el vino confiera un carácter personal.

En copa se presenta de color rojo rubí con una capa media y ribetes granates, con una lagrima densa, y muy brillante. En nariz, se reconocen los frutos rojos, moras, frambuesas, muy maduros casi podríamos decir que se aprecian tonos de confitura de frutas rojas, junto con toques a vainilla, toffe, y un ligero recuerdo a tabaco. En boca es amplio, carnoso, cálido, con taninos maduros y recuerdos nuevamente a tostados y a toffe.

Elaborado con las tres variedades blancas de Rioja seleccionadas manualmente durante la vendimia de las cabeceras de viejos viñedos y después en la cinta racimo a racimo. El vino se fermenta sobre sus lías, siguiendo una antigua fórmula tradicional, a temperatura ambiente en barricas bordelesas nuevas de roble francés. Durante este proceso se seleccionan manualmente las mejores lías según sus aromas y sabores y se van mezclando durante todo el invierno en un proceso denominado ‘bâttonage’. Después es embotellado directamente desde la barrica.

Un vino blanco fermentado en barrica adquiere unos toques mas complejos en nariz y en boca.
Murua Blanco 2008 integra perfectamente la madera junto con el coupage de variedades Garnacha blanca, Viura y Malvasia.

En copa es brillante de color amarillo dorado. En nariz es intenso, muy dulce, persistente, con recuerdos a miel, a hierbas de monte como la manzanilla. En boca es persistente, cálido, contundente, con recuerdos a manzanilla y muy buena acidez.

“Bon Profit”

Deja un comentario