Castillo de Canena – Fernando Alonso primera cosecha

Castillo de Canena – Fernando Alonso primera cosecha

Muchos de vosotros me preguntáis, si aquí en Noruega tenemos o encontramos productos españoles, y claro que encontramos, pero muchos o son carisimos, o directamente no son lo que esperábamos, es el caso de algunos embutidos, que si, que se parecen, pero no es igual. Uno de los productos que en casa no puede faltar, es el aceite de oliva virgen extra, y desde que estuvimos en el encuentro de AOVE en Jaén, uno de los imprescindibles en casa es el de Castillo de Canena Primera Cosecha, y este aceite si lo tengo aquí en Noruega, hay una tienda gourmet en el centro de Oslo que lo tiene, así que cuando empieza el año nuevo , nos acercarnos para comprar la nueva cosecha y ver que personaje es el encargado ese año de diseñar la etiqueta, como podéis ver este año ha sido Fernando Alonso. Así que los españolitos que estáis por Oslo y os apetezca degustar un increíble aceite de oliva virgen extra, os recomiendo que paséis por la tienda, esta en una calle próxima al ayuntamiento, cerca del puerto.
Lo que caracteriza este aceite es una edición limitada del aceite que se recolecta el primer día de cosecha. Podéis encontrar dos variedades, la picual y la arbequina.

Picual

Esta variedad es una de mis favoritas, Aceite de color verde esmeralda muy intenso. En nariz presenta una gran complejidad con un frutado muy potente a hoja de olivo, hierba verde, hoja de higuera, tomate, manzana verde alcachofa.En boca, es suave pero con cuerpo y mucha fuerza típica de la variedad, con un amargo característico y un picante que evoluciona a pimienta en la lengua. Su retrogusto es largo y muy almendrado, dejando en boca una ligera astringencia. Ideal para: Ensaladas, gazpachos, sopas frías, cremas, carnes a la brasa, queso, y jamón.

 Arbequina

Aceite verde intenso con frutado de aceituna verde, almendra y un inigualable aroma a hierba recién cortada. En boca se presenta muy equilibrado, con un amargo y picante moderadamente acusado que resulta muy agradable. También encontramos notas de manzana verde, piel de plátano, tomatera e incluso un toque cítrico. Ideal para: Salsas, cremas, pescados, e incluso para repostería.

En cualquier caso la mejor forma de tomarlo a mi gusto cualquiera de los dos, es sobre un trozo de pan.
Dame aceite y pan y dime tonto, jejeje

“Bon Profit”

Deja un comentario