Bodega Matsu

Bodega Matsu

Matsu es algo más que un vino o una bodega; es un moderno proyecto de viticultura sostenible que reúne una colección exclusiva de vinos de alta expresión.

Matsu, que en japonés significa “esperar”, define a la perfección una iniciativa que conjuga la cultura oriental por el cuidado de lo natural con las más avanzadas técnicas de agricultura biodinámica de las zonas rurales de europeas. Todos sus vinos son ecológicos, ya que sus viñas son cultivadas de forma totalmente natural, evitando herbicidas, insecticidas y fungicidas químicos y sintéticos. Matsu representa la esencia de un vino ecológico, cuya elaboración constituye una “espera” durante el ciclo que le permitirá alcanzar su equilibrio final.

Fiel a su filosofía, la imagen de Matsu ha sido despojada de todo tipo de artificios para conectar directamente con la naturaleza y con las personas que la cuidan día a día. Con una estética elegante, limpia y visualmente impactante, Matsu transmite sus valores apoyándose en imágenes sinceras y directas. Así, su trilogía de vinos ‘El Pícaro’, ‘El Recio’ y ‘El Viejo’ de Matsu, está representada por personas reales que dedican su vida al campo.

Matsu elabora producciones muy limitadas y exclusivas de sus modernos vinos de alta expresión, y dona 0,7% de sus beneficios a proyectos medioambientales.

El Pícaro es un vino joven de autor que nace de la viticultura biodinámica y de un respeto absoluto por la naturaleza. Con este vino se completa la colección Matsu que ha sorprendido por aunar potencia y suavidad. El Pícaro continúa con el homenaje a los viticultores que han dedicado su vida al campo. Encarna la generación más joven y aúna las características del personaje al que representa, un joven fuerte, valiente, descarado e incontrolable. Vino con gran capa y de color amoratado, lo que denota su juventud. Tiene un intenso aroma en el que destacan las frutas negras, como moras y arándanos, dominando sobre las frutas rojas y las notas minerales que también aparecen, dando lugar a un vino fresco, pero complejo. En boca de nuevo dominan las sensaciones afrutadas, y se percibe un vino con cuerpo, que al mismo tiempo deja unas agradables sensaciones golosas, aportadas por la madurez de la uva de la que procede.

El Recio aúna la potencia de la juventud y la experiencia de la vejez para expresar su serenidad, perseverancia y fortaleza. Es un vino corpulento, de gran finura, con una crianza de 14 meses un vino procedente de la viticultura biodinámica que sorprende por la combinación de la potencia
característica de la Denominación de Origen Toro con una suavidad en boca que lo convierte en un tinto muy especial. El Recio es un vino corpulento de una gran finura. Nariz con un intenso aroma a chocolate frutos negros y vainilla. En boca tiene un gusto sorprendente, sedoso y redondo, muy untuoso con ligeros matices de glicerina. Sutil regusto de frutas y notas minerales.

El Viejo es la plenitud y la sabiduría. Conoce tan bien la tierra que puede comprender el lenguaje de los elementos. Color rojo picota profundo, de capa alta, con notas violáceas en el borde. Gran intensidad aromática, con aromas a frutos negros maduros, bien integrados con las notas tostadas, especiadas y ahumadas de la barrica. En boca se muestra corpulento y carnoso con taninos muy maduros y redondos que lo hacen goloso. El retrogusto es largo y persistente, aparecen de nuevo las notas de fruta madura muy bien ensambladas con el torrefacto de la madera. corpulento, pero al mismo tiempo fácil de beber.

¿Os animáis a conocerlos?

“Bon Profit”

2 comentarios

  1. Muy originales las botellas y el vino debe de ser estupendo, besos

  2. Muy original las etiquetas¡¡
    El vino habrá que probarlo, una copita apetece
    bss
    Patricia

Deja un comentario