martes, 13 de enero de 2015

Gambas al Ajillo- Receta Facil

Gambas al ajillo
La receta de las gambas al ajillo es una tapa clásica, que nunca falla, siempre hay algún día en el que están de entrante, como aperitivo, y que buenas están, jeje.
Pero antes quería felicitaros el año, si , ya lo se, voy con un poco de retraso, pero mas vale tarde que nunca o eso dicen jejje.
Hemos estado 3 semanas de vacaciones en España con el peque y podéis imaginaros la locura, me había propuesto escribir un post, para felicitaros la Navidad y el año nuevo, pero entre unas cosas y otras, no hemos parado, disfrutar en diciembre de mas de 20ºC con el sol y el peque ha sido una maravilla, y eso que este año aquí no esta haciendo prácticamente frío. Así que Feliz Año Nuevo!!!!! Este año los reyes se han portado muy bien, y me da que 2015 será un año muy bueno, y con muchas sorpresas.
Ahora ya vamos con la receta que si me lío a contaros las navidades, necesitamos 4 o  5 post jeje, las gambas al ajillo me encantan como aperitivo con una cervecita fresquita o con una copa de manzanilla o fino.
Gambas al ajillo
Ingredientes: 
-Gambas frescas peladas
-3 Dientes de ajo pelados
-2 Guindillas pequeñas
-Perejil
-Aceite de Oliva Vrigen Extra
Gambas al ajillo
Elaboración:
Pelamos y laminamos los ajos.
Ponemos una sartén a fuego medio, y añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, a mi me gusta poner suficiente para poder mojar luego un poquito de pan ;), agregamos los ajos laminados y las guindillas al aceite, y dejamos que se sofrían a fuego medio, sin dejar que se doren los ajos en exceso.
Una vez sofritos los ajos y las guindillas, lo retiramos y reservamos en un plato, hacemos este paso, para evitar que los ajos se sofrían en exceso y dejen un sabor amargo en las gambas, al hacerlo así, además, todo el sabor del ajo queda en el aceite donde sofreiremos las gamas y su sabor es mas intenso.
Una vez quitamos los ajos, subimos un poco el fuego, y sofreímos las gambas, en cuanto cojan color las tendremos listas, si hacemos mucho las gambas, se quedaran duras y perderán textura.
Una vez listas, les añadimos los ajos y las guindillas que habíamos reservado, y terminamos con un poco de perejil.
Recordad que hay que tomarlas recién hechas y calentitas.
Ahora a disfrutarlas!
Gambas al ajillo
"Bon Profit"